Alerta del tiempo

2021 Mercedes-Benz E-Class  cupé. Romanticismo singular y tala quijotesca.

Por: Roger Rivero

Seguro antes ha escuchado eso de “no van lejos los de adelante, si los de atrás corren bien”. Mercedes Benz quizá también lo haya escuchado, y a pesar de ser el líder incuestionable del segmento con su E-Class, en el 2021 oprime con fuerza el acelerador para despegarse aún más en la punta, entregándonos un auto actualizado por fuera y por dentro.

El Mercedes-Benz E-Class viene presentado en varios estilos. Lo pueden encontrar como convertible, cupé, sedán de tamaño mediano y recientemente en Norte América como wagon, vagon o ranchera (cada país parece llamarlo de una forma diferente) 

A nosotros nos agradan mucho estos últimos, los wagons, pero no podemos plantar queja al fabricante que nos ha enviado un 2021 Mercedes-Benz E450  cupé para nuestra prueba, aunque he tenido que escuchar las quejas de mi esposa, relegada del angosto asiento trasero donde ha tenido que viajar un par de veces.

Los cupés o autos de solo dos puestas pertenecen a una especie reducida de automóviles que, por no ser prácticos como un sedán, gozan de escasa popularidad entre las familias más numerosas, pero que exhiben una naturaleza romántica perfecta para parejas, que si están enamoradas, incluso mejor. 

Desde afuera y por dentro

A pesar de que la actual y quinta generación del E-Class de Mercedes data del 2017, su talante continúa siendo seductor y moderno.  Comparado con el modelo del año pasado destacan cambios de estilo exteriores sutiles pero bienvenidos. Quizás los más importantes se concentran en los faros delanteros y las luces traseras, que han sido rediseñados y cuentan con iluminación LED estándar. La fascia delantera también se ha revisado con un aspecto más deportivo y juvenil, especialmente con el nuevo parachoques.

También encontramos nuevos diseños de ruedas aerodinámicas que supuestamente contribuyen a la eficiencia del combustible. Para el 2021 han agregado algunos colores exteriores incluidos Cirrus Silver, Graphite Grey y Mojave Silver Metallic que enseñaba nuestro auto de prueba. 

Aunque él E 450 cupé comparte su diseño interior con sus hermanos sedán y wagon, su naturaleza grandiosa y opulenta parece mucho más apropiada en esta variante. La amplia franja de madera oscura de poros abiertos parece traspasar el tablero diseminándose por la consola central. Toques exclusivos como la propia moldura de madera de poros abiertos, superficies de cuero y detalles de aluminio ayudan a que la cabina de la Clase E se sienta de alta gama.

Como en la mayoría de los cupés, el asiento trasero es muy poco usado. Abrigos o portafolios viajan allí más que personas. En compensación los asientos delanteros son espaciosos, con buena ergonomía y muy cómodos para viajes largos.  Tanto el sedán como el cupé que probamos no destacan por espacio en el maletero o cajuela. 

Quizás la mayor actualización interior sea, lo crea o no, el volante. La mayoría de las mejoras interiores del Clase E involucran la tecnología. Un nuevo volante renueva los controles, reemplazando los interruptores y perillas individuales con una configuración totalmente capacitiva que se ve elegante. Funciona bastante bien, excepto el control deslizante de volumen, que es difícil de ajustar con precisión, por lo que terminamos usando la perilla de volumen en la consola central (que bien que no ha desaparecido como en algunos Honda) para controlar realmente el volumen. Un nuevo panel táctil también adorna la consola central, con reconocimiento de escritura a mano que funciona aceptablemente. Se puede obtener en cuero o en una combinación de cuero y acabado de madera. 

Equipamiento y seguridad

La actualización tecnológica más notable en el 2021 E 450 queda justo frente a nuestros ojos. El sistema de info-entretenimiento MBUX de Mercedes se muestra ahora en dos estupendas pantallas de 12.3 pulgadas, que abarcan la mayor parte del tablero. El sistema es muy rápido incluso en el arranque, y responde veloz a los comandos, ya sea que provengan directamente de la pantalla táctil, del volante, del trackpad o almohadilla táctil, e incluso del reconocimiento de voz con lenguaje natural integrado de Mercedes Benz. 

Hincapié hago en la sencillez para operar la almohadilla tipo computadora portátil en la consola central. La voy a recordar con nostalgia la próxima vez que pruebe un Lexus. 

La navegación viene de serie en él E 450, al igual que Apple CarPlay, Android Auto y un punto de acceso Wi-Fi 4G LTE. Como ya es costumbre, la lista de prestaciones de seguridad y ayuda al conductor no son generosas en Mercedes.

El viso de colisión con detección de peatones y frenado de emergencia, monitor de punto ciego y de status de alerta del conductor vienen de forma estándar. Mercedes agrega un par de prestaciones peculiares. Mercedes Pre-Safe y Mercedes Pre-Safe Sound, que tensa los cinturones de seguridad, baja las ventanillas y emite un sonido encubridor en caso de detectar un inminente impacto trasero.

Además, incluyen también Comunicación Car-to-X de Mercedes, que permite que los vehículos equipados con el sistema “hablen” entre sí, para proporcionar información sobre el tráfico u obstáculos en la carretera.

Las prestaciones opcionales son casi todas, incluyendo algunas importantes como el control de crucero adaptativo o alerta de salida del carril por las que tendrá que pagar separadamente. 

En la carretera 

Debajo del capó, él E 450 tiene el nuevo e innovador motor de seis cilindros en línea de 3.0 litros turboalimentado de Mercedes, con sistema híbrido suave EQ Boost. La inclusión del sistema hibrido de 48 volts permite que el “lag” o retraso del compresor turbo deje de notarse, y el empuje de los 362 caballos de potencia y ​​369 libras-pie de torque llegan con furia desde el principio.

Combinado con la tracción en las cuatro ruedas 4Matic, alcanza las 60 mph o 94 kilómetros en solo 4.9 segundos. Fiel al carácter del automóvil, este es un tren de potencia que prefiere la circunspección al alboroto. No hay nota de escape ruidosa a lo AMG y sospecho que Mercedes deja pasar algo de sonido falso a través del sistema de sonido, pero lo hace de tan buena forma que es casi imposible de detectar.

La transmisión de nueve velocidades es atinada en la mayoría de las ocasiones, pero notamos que colocando al E 450 con este motor en modo de manejo Sport +, las reducciones son demasiado bruscas, sobre todo a baja velocidad. 

En la carretera durante viajes prolongados este Mercedes enseña la auténtica tradición de la marca. Él E 450 puede llevarte por incontables millas con un viaje tan cómodo como posiblemente ningún otro cupé deportivo pueda hacerlo.  El paseo tan relajado también se agradece debido a la suspensión neumática Air Body Control, que por $ 1,900 adicionales nos parece imprescindible para los que planeen viajes prolongados en este Mercedes.

El chasis es sólido y la dirección precisa con buena sensación al volante. En carreteras sinuosas usar las paletas de cambio adicionan algo de diversión, pero cubrir cómodamente grandes distancias ha sido la mejor característica de la Clase E de Mercedes, y el nuevo E 450 como antes hemos dicho, es una buena manifestación.

Gracias al sistema híbrido suave EQ Boost el consumo de combustible es sobresaliente. 26.5 millas por galón que serían 8.88 litros cada 100km no son números despreciables para un auto de estas dimensiones.

Para escoger

Mercedes-Benz presenta el Clase E del 2021 en cuatro estilos de carrocería: sedán, cupé, convertible y wagon. El cupé se ofrece en los acabados E 450 como el de nuestra prueba y AMG E 53.

La principal diferencia entre los niveles de equipamiento es el motor. El E 350 tiene un cuatro cilindros turbo alimentado con 255 caballos, mientras que él E 450 y el AMG E 53 tienen un seis cilindros en línea turbo alimentado con refuerzo EQ que genera 362 o 429 caballos de fuerza, respectivamente. Mientras tanto, el AMG E 63 S de primer nivel cuenta con un V8 biturbo de 603 caballos de potencia.

Mercedes ofrece ocho paquetes de mejoras, cuatro de apariencia y otros cuatro de rendimiento. En nuestra opinión, la mejor elección está en el punto medio él E 450, que comienza en los $ 62,000 dólares o $ 64,950 en su versión cupé como la que probamos. El Mercedes-AMG E 63 S en el extremo más caro comienza en los $ 107,500 mientras que el E-Class más barato, un E 350 lo puede conseguir por $ 54,250, pero dudo que no se anime a adicionar alguno de los cuatro paquetes de rendimiento disponibles.

Su principal competidor es el BMW 5, pudiendo agregar a la lista el Audi A-6 o Lexus LC500. En su versión sedán encuentra otros contrincantes como el Genesis G80, Volvo S90 o el Cadillac CT6

Concluyendo

Habiendo resistido durante cinco generaciones, la gama Mercedes-Benz Clase E ha tenido tiempo suficiente para descubrir cómo ser líder en el mercado. Si bien el cupé es relativamente joven en años, ha multiplicado las mejoras durante su existencia, para que en su segmento, siga siendo él E Class el verdadero rey.

Como cupé manifiesta un romanticismo singular, una tala quijotesca que invita a llevarlo a paseos largos por llanos y praderas coloridas en el otoño, y esquivar el alboroto y la decadencia de ciudades cada vez más llenas de gaffiti, negocios cerrados y gente evasiva, que esconden tras sus máscaras la desilusión de no saber cuando volveremos a ver una sonrisa esplendida, al cederle paso a un peatón desde la comodidad de nuestro Mercedes-Benz E-450.

 

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA, la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana para fines de la reseña. De ninguna manera los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.



Conèctate Con Nosotros Escucha