Alerta del tiempo

2022 GENESIS G80 SPORT

2022 Genesis G80 Sport. Si escuchas consejos, ¿llegas a viejo?

Por: Roger Rivero

Un miembro del equipo de comunicaciones de un fabricante de autos norte americano me comentó hace unos años que el talentoso y ya desaparecido CEO de FCA, Sergio Marchionne, leía cada una de las reseñas que los periodistas publicaban sobre los autos de la compañía. 

Por inverosímil que parezca, aparenta que algunos fabricantes si prestan atención a la opinión de la prensa, y puede que el Genesis G80 sea un buen ejemplo.

Conocimos la nueva generación de este sedán mediano de lujo solo el pasado año, y a pesar de lo impresionante de su concepción y ejecución casi infalible, muchos reclamaron por un poco más de potencia en próximas ediciones.

Genesis ha escuchado, y nos presenta este año el 2022 G80 Sport, con un motor más potente y tracción total estándar, para garantizar una conducción más dinámica y segura. 

Desde afuera y por dentro

Como afirmé en algún artículo anterior, no puedes traer un cuchillo a un duelo con armas de fuego. Genesis sabe que sobresalir frente a Mercedes Benz o BMW, no es tarea fácil, y viste al G80 Sport de sus mejores galas para el desafío.

Los faros LED cuádruples y la enorme parrilla oscura son difíciles de pasar por alto. Estos elementos, junto con la línea curva del techo y la iluminación distintiva que se extiende hasta los guardabarros delanteros, se suman a un sedán atractivo que no pasará inadvertido. 

Adicionemos elementos como un gran techo panorámico, ruedas más grandes de 19 pulgadas (en el Sport Prestige las llantas son de 20 pulgadas con un curioso diseño texturizado en los cinco radios) parachoques de diseño único y molduras exteriores cromadas oscuras completan la atractiva fisonomía.

Acomodarse en el interior es también comprobar que la atención al detalle y la elección de materiales de primera calidad ha sido prioridad.  

Genesis ha hecho un hermoso trabajo con la cabina del G80, de estilo minimalista y líneas limpias. Las molduras de aluminio o fibra de carbono reemplazan la madera en toda la cabina, mientras que un nuevo diseño de volante tiene tres radios en lugar de dos. Los asientos son cómodos y espaciosos, con 38.7 pulgadas para estirar las piernas en el asiento trasero, donde tres personas viajarían con ajustada comodidad, pero quizás dos se sentirían más holgadas. 

Equipamiento y seguridad

Genesis ha dotado al G80 Sport de buenas armas para competir, y en el frente tecnológico no dejan dudas. La lista de prestaciones de seguridad es generosa, dejando solo de forma opcional el estacionamiento remoto, el sistema de cámaras en 360 grados, frenado automático de emergencia en reversa y el HUD o pantalla de proyección frontal. El resto de las prestaciones de seguridad viene todas incluidas. 

Vale destacar el sistema de conducción semi autónoma, en mi opinión uno de los mejores de la industria. “Highway Driving Assist” o el Asistente de conducción en la autopista, no solamente hace un excelente trabajo manteniendo al G80 Sport centrado en el carril y manteniendo la distancia entre autos sin sobresalto, sino también puede cambiar de carril de manera autónoma. Si el tráfico no es muy pesado, le dejará retirar las manos del volante por tiempo prolongado.

El G80 Sport enseña su sistema de información y entretenimiento en una pantalla central táctil de 14,5 pulgadas y adiciona otra de 12,3 pulgadas para el grupo de instrumentos de información al conductor.

Apple CarPlay y Android Auto son estándar, aunque, curiosamente, ambos requieren una conexión por cable. La integración inalámbrica de estos sistemas es algo que un auto de este lujo y precio necesitan.

El sistema es controlado por un dial de gran tamaño en la consola central, muy similar al de cambiar las marchas. Aun cuando es una solución elegante, si requiere de un periodo de adaptación que algunos compradores podrán considerar largo.

En la carretera 

Más potencia era el reclamo, y Genesis escucha, dotando al G80 Sport con un motor de doble turbo en V6 que produce 375 caballos y 391 libras pies de torque. Son números envidiables, que quizás se vean algo ensombrecidos por la propia arquitectura y concepción del sedán.

Si bien es ágil y puede que sorprenda cuando mire el velocímetro, adolece de la garra que podríamos encontrar en un Mercedes Benz E Class. Hay opciones de conducción Sport y Sport+, pero incluso en estos modos de conducción, el G80 Sport no abandona por completo la sensación de un gran sedán.

Además del motor más potente, dotan al G80 Sport de una suspensión adaptativa con ajuste deportivo, frenos de alto rendimiento, dirección en las ruedas traseras y la posibilidad de elegir neumáticos de rendimiento para el verano. 

Cuando seleccionamos el modo de manejo máximo Sport+, los amortiguadores controlados electrónicamente se vuelven mucho más rígidos de lo que podría esperar para un sedán tan grande, y si lo unimos a la dirección pesada, es casi una invitación para regresar al modo Sport.

Hubiésemos también querido escuchar con mayor tesitura el sonido del motor, pero Genesis prefiere mantener las cosas en tono bajo, inyectando ruido artificial a través de los parlantes, que, por suerte, puede ser desconectado. Prefiero el sonido como el café; puro, sin adiciones (lo siento por los amantes del Frappuccino)

 A pesar de lo aquí contado, no se lleve nadie la impresión de que el 2022 Genesis G80 Sport es un sedán aletargado. Puede llegar a las 60 millas o 100 kilómetros en menos de 5 segundos. Algunos han logrado 4.7, lo que lo pone a la par con similares competidores de BMW o Audi. 

La eficiencia de combustible está a la par de sedanes medianos de lujo, con 21.5 millas por galón (10.94 litros cada 100 kilómetros) en manejo combinado. Nosotros no llegamos a ese promedio, pero podemos culpar las pruebas de velocidad y la conducción “entusiasta” por carreteras sinuosas.

Para escoger

El Genesis G80 2022 viene en tres modelos: 2.5 T RWD o tracción trasera, 2.5 T AWD (tracción total) y 3.5 T AWD que sería el G80 Sport. Podría obtener un G80 en su modelo base por $48,000, un precio muy competitivo para este tipo de auto.

Si se decide por el G80 Sport como el de nuestra prueba, necesitará $63,700. Así optaría por el motor más potente, mejores fresnos, suspensión adaptativa, y comodidades como el gran techo panorámico, asientos con calefacción y ventilación y un mejor sistema de sonido, entre otras adicciones.

Si la billetera resiste, puede optar por el paquete Prestige, que incluye rines de 20 pulgadas, asientos de cuero Nappa, techo interior de gamuza, asistencia de estacionamiento inteligente remota, frenado de emergencia automático en reversa, una pantalla de visualización frontal, un grupo de instrumentos digitales de 12.3 pulgadas, suspensión deportiva, y molduras interiores de fibra de carbono. Ese paquete cuesta $6,300 con neumáticos para todas las estaciones o $6,800 con neumáticos de verano.

En su categoría de sedán mediano de lujo le hacen compañía El Cadillac CT5, Mercedes Benz Clase E, Volvo S90 o el BMW 5 series.  Si miramos a Alemania, algo comparable con este Genesis estaría costado unos $10,000 dólares más.

Concluyendo

Genesis ha escuchado y nos presenta un G80 Sport con más potencia y maneras deportivas. Aún hay espacio para mejoras, pero sería injusto no calificar este sedán como impresiónate en su conjunto.

La marca de lujo de Hyundai sigue demostrando que no escatima en medios ni recursos para penetrar un mercado que pocos se han atrevido a desafiar. Su correlación valor-precio es impresionante, y quienes sepan distinguirlo, conducirán un auto que difícilmente les decepcione.

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA, la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana para fines de la reseña. De ninguna manera, los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.



Conèctate Con Nosotros Escucha