Alerta del tiempo

Regresa el Toyota Venza

Regresa el Toyota Venza, solo como hibrido y bien parecido como antes.

Por: Roger Rivero

Nunca pensé que tendría la oportunidad de probar un Toyota Venza. Estaba en mi lista y allí quedó abatido cuando Toyota lo sacó de circulación en el 2015, ante él decline sostenido de las ventas y luego de solo siete años en producción. 

Toyota a desempolvando el proyecto y presenta la segunda generación del Toyota Venza, que, si bien corteja en estilo y sofisticación al vehículo anterior, es una propuesta completamente nueva. Es más pequeño, con nueva plataforma y mucho más eficiente. 

Hay mucho por descubrir en el 2021 Venza, nuestro auto de prueba en la última semana de un año del que quisiéramos borrar algunos capítulos, pero que sin duda y sobre todo a los más jóvenes, servirá para fanfarronear cuando una nueva pandemia asome en el futuro: ¿Pandemia? Que va, ¡como la del 2020 ninguna!

Desde afuera y por dentro

Una de las razones por las que me atrajo la primera generación del Venza es su estilo, que hace ya diez años parecía innovador. El Venza 2021 es bastante atractivo, tanto que me atrevería a considerarlo el más agraciado de la marca en años recientes. Descarta el aspecto angular y varonil que encontramos en el Toyota RAV4 o el Highlander, autos con los que comparte plataforma. 

Logra un aspecto más esculpido y exclusivo con una línea de techo fluida similar a un cupé, que le insufla apariencia deportiva, y aunque la mayoría de los autos son mejor parecidos al frente, es en la parte posterior donde encuentro la mejor ejecución del diseño Toyota. No albergo dudas que muchos compradores se sentirán seducidos por su silueta exterior, y quizá, también quedarán sorprendidos cuando se adentren en el Venza. 

Este SUV Crossover parece coquetear con el lujo de Lexus, mostrando un diseño interior único para el modelo, que lo diferencia de otros productos de Toyota. Es más lujoso que sus competidores y en tamaño, también se coloca curiosamente entre un SUV pequeño como el propio RAV4 o uno mediano como el Ford Explorer o el Toyota Highlander.

Aunque teóricamente puede acomodar a cinco pasajeros, el asiento trasero, aunque de buen soporte y comodidad, posiblemente sea mejor utilizarlo para solo dos personas. Tampoco destaca en capacidad de carga, quedando con 28.7 pies cúbicos, por debajo de gran cantidad de competidores.  

A pesar de que la línea de techo puede parecer baja desde el exterior, una vez adentro notamos no lo es tanto, y personas altas no tendrán dificultades en el asiento posterior, incluso con la novedosa opción de techo panorámico de cristal que reduce en algo la altura interior. Esta novedad que llaman “Star Gaze”, es una tecnología que Toyota utiliza por primera vez y que cambia la transparencia del cristal en el techo panorámico de forma electrónica, con solo pulsar un botón. 

La calidad de construcción y terminado y los materiales entran en territorio Lexus. La tapicería de tela es estándar con los dos acabados de entrada, mientras que la imitación de cuero “SofTex” de Toyota es opcional para el XLE y estándar en el Limited. Nuestro Venza Limited de prueba exhibía muchas superficies interiores lujosas y suaves al tacto, costuras en contraste, molduras metálicas pulidas, madera simulada, e iluminación ambiental en la cabina. Los paneles de las puertas, el tablero y la consola central exhibían cuero sintético, mientras que la palanca de cambios y el volante venían envueltos en cuero real.

Equipamiento y seguridad

Las pantallas táctiles del Venza son protagonistas en el tablero o dashboard. Son grandes, ya sea en las versiones de 8.0 o 12.3 pulgadas. Los íconos tienen buen tamaño y son fáciles de usar, pero los controles táctiles sin relieve para el clima, volumen, sintonización de radio y algunas funciones de información y entretenimiento no son tan sencillos de operar. Elegantes sí, pero muchas veces requieren que apartemos la vista de la carretera para usarlos.

Apple CarPlay, Android Auto, Amazon Alexa y la carga inalámbrica de teléfonos inteligentes vienen de forma estándar en todos los Venzas. Suscripciones gratuitas de tres meses a la radio satelital y Wi-Fi así como un año a los servicios “Safety Connect” y “Remote Connect” también están disponibles.

Toyota equipa cada Venza 2021 con “Toyota Safety Sense 2.0”, una colección de asistencias al conductor y seguridad que trae de forma estándar prestaciones ya indispensables, como la advertencia de colisión con frenado de emergencia o monitoreo de punto ciego, pero adiciona algunas que, no siempre encontradas sin pago adicional en productos de la competencia, como control de crucero adaptativo, alerta de tráfico cruzando en la parte posterior o reconocimiento de señales de tráfico.  Solo dejan de forma opcional el HUD o pantalla de visualización frontal, cámaras en 360 grados o sensores de estacionamiento. El compromiso de Toyota con la seguridad está bien legitimado en el nuevo Venza.

En la carretera 

Una de las sorpresas en la reaparición del Toyota Venza es su tren motriz. Hay una sola opción y es hibrida, garantizando una excelente economía de combustible de 40 millas por galón (mpg) en la ciudad y 37 en la autopista, que llevados a kilómetros serian unos 5.88 o 6.36 litros cada 100km respectivamente.

Al igual que el RAV4, el Toyota Venza hibrido 2021 produce 219 caballos de fuerza. Las ruedas delanteras están impulsadas por un motor de 4 cilindros y 2,5 litros, mientras que las ruedas traseras son movidas por un motor eléctrico independiente. Debido a que no hay un eje de transmisión que vaya a las ruedas traseras, el Venza puede enviar hasta el 100% de su potencia a las ruedas delanteras, o hasta el 80% de su fuerza motriz a las traseras. Para hacerlo más eficiente, un sistema llamado “Predictive Efficient Drive” recuerda las rutas que usted recorre con más frecuencia, ajustando la carga y descarga de la batería para usar menos energía en alturas y a través del tráfico.

No podemos considerar al Venza como un SUV rápido, pero tampoco se siente con falta de poder. El impulso del motor eléctrico ayuda al salir de una parada, y es fácil aventajar a otros en la autopista. La transición entre electricidad y el motor de combustión es completamente inadvertida, y este ultimo es bastante silencioso mientras no lo fuerce demasiado.

Toyota ajusta la suspensión del Venza como si fuera un Lexus. Es esencialmente la misma configuración que se usa en el RAV4, no hay emoción en la conducción, aunque lo conduzcamos en modo Sport. El Venza es simplemente agradable y placentero en la carretera.

Para escoger

El 2021 Toyota Venza viene en tres versiones: LE, XLE y Limited. Todos los modelos Venza cuentan con el mismo sistema de propulsión híbrido, transmisión automática continuamente variable o CVT y la tracción total que también viene de serie en todos los modelos.

Incluso el Venza LE básico está bien equipado por $32,470 dólares, y muchos compradores probablemente se conformarán con él, algo poco común estos días.  Sin embargo, la versión Limited que comienza en los $39,800 trae muchas características que no están disponibles en la versión LE, y es la única versión que ofrece el elegante y exclusivo techo de vidrio panorámico del Venza.

El Venza XLE con precio inicial de $ 36,000 queda justo en el medio, y quizás sea la mejor opción para los compradores. EL XLE viene con asientos delanteros con calefacción y sensores de estacionamiento delanteros y traseros. También ofrece una serie de características que no se puede obtener en el acabado de base, como tapicería de cuero sintético, asientos delanteros ventilados, un volante con calefacción (muy productivo estos días) la una pantalla táctil de 12.3 pulgadas, navegación y un Sistema de audio JBL de nueve bocinas.

Otros vehículos que encontramos en esta categoría incluyen el Honda Passport, Nissan Murano, Subaru Forester, Ford Edge o Hyundai Santa Fe.

Concluyendo

Reviviendo al Venza, Toyota logra insertar un SUV que en tamaño es una solución, al quedar justo entre dos de sus otros modelos, aunque osadamente cercano al RAV4. La inserción también conjuga el lujo y terminado que escapan ligeramente de lo que acostumbramos a encontrar en Toyota, y coquetea graciosamente con Lexus, su propia marca de lujo.

En la otra cara de la moneda, encontramos un SUV que reserva menos espacio para pasajeros y carga que casi todos sus competidores, y es también más lento que algunos de ellos. Aun así, no le faltaran simpatizantes. 

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA, la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana para fines de la reseña. De ninguna manera los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.

 



Conèctate Con Nosotros Escucha